Buscar

Packaging biodegradable: el futuro sostenible de los envases

En la industria del packaging cada vez más empresas eligen producir un envase biodegradable frente al convencional. Todo esto con la finalidad de adaptarse a las nuevas tendencias del sector y volverse más sostenibles.

Hemos preparado para ti un artículo muy completo en el cual definiremos que es el packaging biodegradable, los tipos que existen, beneficios de los mismos y mucho más.

¿Qué es el packaging biodegradable?

Por definición, un material biodegradable es aquel que se descompone por la acción de microorganismos (como bacterias u hongos) en poco tiempo para transformarse en nutrientes, CO2, biomasa y agua.

Se considera biodegradable si se puede descomponer sin dejar elementos químicos, contaminantes o gases en el ambiente. Por lo tanto, si un envase se degrada en el medio natural y no genera ningún residuo, estamos frente a un packaging biodegradable.

¿De qué depende la descomposición del packaging biodegradable?

Características específicas del material

No todos los materiales tienen la misma capacidad para degradarse, dependiendo de esto tendrán un grado de biodegradación más alto o más bajo. Algunos ejemplos de materiales catalogados como fácilmente biodegradables son: el papel, el cartón o cualquier tipo de material orgánico.

Condiciones del ambiente

La climatología influye en gran medida en la degradación de un envase. Mientras que en un ambiente frío el proceso será más lento, con un clima cálido ese envase se degradará más rápidamente.

Packaging biodegradable

Beneficios del packaging biodegradable

Llegados a este punto debemos saber cuál es la finalidad de este tipo de packaging y porque deberíamos empezar a utilizarlo a partir de ahora:

Es respetuoso con el ecosistema.

No corta de raíz el ciclo de la vida, ya que los microorganismos se siguen beneficiando del envase en descomposición. Tampoco afecta a la cadena alimenticia, ya que no provocan la muerte de ninguna especie de animal.

No contaminan el ambiente.

No se generan residuos y además no liberan elementos químicos ni gases contaminantes a la atmósfera. De esa forma se reduce la huella de carbono y el efecto invernadero.

Desaparecen rápido del entorno.

Estos envases, al no quedarse durante un largo periodo de tiempo descomponiéndose en la naturaleza, no interfieren en la misma. Tampoco existe impacto en el mar, donde normalmente los plásticos tardan 500 años en degradarse.

 

Si quieres beneficiarte de las ventajas de contar con un envase biodegradable como las cajas de cartón, en Gráficas Lersi tenemos multitud de acabados para, además de darle personalidad a tu marca, ser sostenible con el medio ambiente. ¿En qué te podemos ayudar?